Crónica: Sacramento e invitados, en Góngora Gran Café (Córdoba)

Fecha: 
17/04/2015 - 23:00
Valoración: 
Sobresaliente

Tras cruzar a pie frente a las tiendas más glamurosas de Córdoba capital, y pasadas las 9 de la noche, llegábamos al Góngora Gran Café. Una sala que normalmente, hace las veces de discoteca para la gente más "chic" de la capital. Decoración barroca, lámparas de araña, anfiteatro y palcos con suelos en madera...y un aforo de 400 personas.

Pero allí estábamos los que siempre somos poco frecuentes en este tipo de salas, los heavys. En la puerta, una larga cola para poder acceder al interior y mucha gente pidiendo que no les cortaran en exceso las entradas para guardarlas de recuerdo, ya que preveían que iba a ser una noche mágica. Mucha gente también acreditándose en taquilla, ya que todos querían cubrir este sensacional evento.

El concierto empezaba pasados unos 15 minutos tras la hora estipulada, tras una larga y bien acogida presentación realizada por Raúl Akira (presentador en "La Frontera del Silencio" de Radio Almenara). Entraban en escena los músicos de Sacramento, y tras crear ambiente para el inicio del concierto, saltaba literalmente hasta el escenario Manuel Escudero, voz y frontman de la banda. 

Comenzaron con el temazo 'Kamikaze', con Sacramento demostrando que tenían las pilas brutalmente cargadas por el hecho tocar en Córdoba, y poco después, sonaba 'Black Deep Rainbow'con el público super entregadísimo, cantando el estribillo al unísono.

Paradita para hacer una brevísima presentación y saludar, y continuaban con 'No vuelvas más', donde el batería Sergio Gonzalez ejecutaba la percusión con brillantez y contundencia. También se hacía notar muchísimo los coros aportados por Nacho Lozano, quien más adelante sería presentado por Manuel Escudero.

Después, sonaba el inicio de Tete Navas que con su teclado, metía ambiente en el tema 'Cielo Púrpura' que sonaba con ciertos toques árabes y oscuros. Escudero demostraba como siempre, el altísimo registro en agudos que es capaz de alcanzar. 

Llegando al quinto tema de la noche, tendría lugar la primera colaboración. Tras una breve presentación, se suben al escenario Gorka Alegre (bajista de Barón Rojo) e Ignacio Prieto (voz en Atlas) que colaboraron con Sacramento para regalarnos el tema 'Dejándonos Llevar'. Pudimos presenciar como Manuel Escudero e Ignacio Prieto cantaban a dúo el estribillo de esta canción y cómo Gorka Alegre realizaba un pequeño solo al bajo, mientras demostraba espectáculo y complicidad al moverse por el escenario junto con Adrián Phoenix.

Tras esta colaboración, ambos invitados bajan del escenario y comienza a sonar la línea de bajo ejecutada por Pablo Pantera en el tema 'Jaula de Cristal', donde se hicieron notar mucho los coros, y el doble bombo desde la batería. El público coreaba el estribillo y ya casi al final, Adrián Phoenix ejecutaba un tapping, antes de que Tete Navas metiera otro poquito de su virtuosismo al teclado. 

 

A estas alturas del concierto, ya veíamos a Manuel Ibáñez rondando cerca del escenario, gesto que algunos entendimos como que muy pronto iba a tener lugar su colaboración. Entonces, presentaba Manuel Escudero la que sería la próxima canción, contándonos que se llama 'Rencor' y que era una nueva canción, la cual Sacramento publicará en su próximo disco que se grabará en Junio. 'Rencor' tuvo un inicio potente y pesado. Con un primer solo de Adrián Phoenix con tintes neoclásicos, este tema sonaba muy compacto gracias al sonido de los teclados.

Para el siguiente tema, Escudero llamó al escenario Eles y a Almudena (violin y flauta) que junto a Manuel Martinez de Medina Azahara, completaban la formación de la banda para este tema.

Sacramento iniciaba 'La Estrella de David' en la que el público cantaba "a grito pelao" todo el fraseo del inicio junto al estribillo. En uno de los estribillos a dúo con Manuel Martinez, hubo un fraseo lento para retomar la canción con más ganas...y ocurrió un pequeño apagón en la microfonía, fallo técnico sin importancia que se solventó enseguida ya que el público apoyó a la banda volviendo a cantar esta canción a pleno pulmón y Escudero terminaba el tema con un agudísimo final.

 

Tras esta ultima canción, Escudero pide a Manuel Ibáñez que suba al escenario, para que junto a Sacramento y a Manuel Martínez que aún seguían por allí, interpreten 'Abre la Puerta', legendaria canción de Triana, que versionaron Medina Azahara en 2.007 al publicar "Se Abre la Puerta". Comienza la canción a dúo entre Escudero y Manuel Martínez, y durante ella pudimos presenciar la bestial habilidad con el teclado de Ibáñez, habilidad propia del 7 veces galardonado como mejor teclista del país.

Continuando tras la colaboración de Manuel Martínez, sube Beatriz Roma, cantante de Oddity, reciente banda madrileña de estilo Metal Alternativo. Segundos después y con Pepe Bao (bajista en O'Funk'illo y Estirpe) y Manuel Ibáñez (teclista en Medina Azahara) también en escena, empezaría a sonar 'Burn', una versión de Deep Purple, donde sonaron sensacionales los coros con Beatriz Roma con Escudero y la puesta en escena de Ibáñez.

A estas alturas de la velada, y con Pepe Bao en escena, se sube Jose Luis Suárez "Loki" (ex de AGO y voz de Trilogy 666). Con ambos invitados en el escenario, Sacramento ejecutaba los primeros de punteos de 'The Trooper' de los Iron Maiden. Cabe mencionar el solo de bajo ejecutado a dúo por Bao & Pablo Pantera, y el agudísimo final de Loki añadido al slap de Pepe Bao al terminar la canción.

 

Bajan del escenario todos los colaboradores, dejando a Sacramento solos al pie del cañón. Cosa que no era problema, ya que empezaba a sonar ambiente árabe desde los teclados de Tete Navas, mientras Manuel Escudero agradecía a Nacho Lozano su colaboración a los coros, contándonos la forma en la que el grupo descubrió la brillante voz de Nacho, quien, aparte de el exitazo que tuvo con su video de las 20 voces en Youtube, también colaboró con Sacramento para la grabación de los coros en el disco "A Sangre y Fuego".

Tras este agradecimiento, comenzó a sonar 'Katmandú', a mi parecer, uno de los temas más potentes que tiene el 'A Sangre y Fuego' de Sacramento (disco muy recomendado, por cierto). Sonido con tintes árabes y acordes muy duros, virtuosismo a raudales por parte de Adrián Phoenix y su 7 cuerdas, y unos coros a 3 voces muy bien ejecutados.

Después de una pequeña demostración de habilidad con un interludio ejecutado por Adrián Phoenix, José Andrëa (ex Mägo de Oz, voz en Uróboros) es llamado hasta el escenario. Se sube, reverencia para agradecer la asistencia del público, y colabora con Sacramento para tocar 'A golpe de Traición', con el público entregadísimo y con un casi hiperactivo José Andrëa que se movía por todo el escenario y junto a Manuel Escudero, disfrutando de su colaboración.

A continuación, Peri (bajista, ex Ars Amandi y ex Mägo de Oz) es llamado al escenario, y vuelven flauta y violín, que junto a José Andrëa y Sacremento iniciaron el 'Molinos de Viento'de Mägo de Oz. Al arrancar este tema, el público se vino arriba, dando saltos y cantando durante toda la canción.

Llegando la velada casi a su final, bajan todos los colaboradores y Manuel Escudero hace una pequeña presentación para que suba al escenario Leo Jiménez "La Bestia". Leo saluda, agradece la calor del público cordobés, y suena 'Piensa en Ti'la balada de los Sacramento, muy adecuada para calmar el ambiente y para prepararnos para lo que vendría después.

Tras un muy melódico estribillo a 3 voces, Sacramento terminaba su balada, y comenzaba a sonar uno de los temas más afamados de aquellos años en los que Manuel Escudero estuvo en Santelmo, 'Junio del 44'. Con un desgarrador Leo, que jaleaba al público, pudimos ver la integración del público con el espectáculo, pues todos se sabían la letra de este temazo.

Iniciando Adrián Phoenix con unos armónicos el 'A Sangre y Fuego' llegaba al fin este setlist. El público, extasiado. Sergio González, metiendo golpes a doble bombo desde su batería, y final agudísimo de Escudero. Hubo una pequeña pausa para que, sin que dejara de sonar la música, Manuel Escudero presentara a toda la banda. Escudero, pide a todos los invitados de la noche, que bajen desde el reservado hasta el escenario, para terminar cantando con un ultimo estribillo el 'A Sangre y Fuego', y el público arranca a aplaudir.

Termina el concierto y todos dan las gracias. Los invitados posan con la banda para algunas fotos conmemorativas, y también con algunos fans que incluso se saltaban un poco el cordón de seguridad. Pudimos ver a Josë Andrea posar amablemente con todo aquél que le pedía fotos, y a varios integrantes de Sacramento estrechando la mano al público de primera fila.

Realmente, pudimos presenciar una noche que pocas veces se repetirá en Córdoba...una noche inolvidable.

Grupos relacionados: 
Estilo: 
Provincia: